martes, 6 de marzo de 2012

UCR: Los radicales en su laberinto: la disyuntiva de armar un frente de centro derecha o centro izquierda



Alfonsín y Bazze enfrentan las elecciones en el Comité Provincia, cuya conducción desea Mario Meoni. Macri y Hermes Binner, posibles alternativas.

El radicalismo está ante un nuevo desafío: relanzar el partido y “reconciliarlo” con la sociedad. En voz baja o públicamente, distintos referentes salieron a expresar la necesidad de abandonar viejas prácticas para encolumnar la fuerza detrás de una única propuesta programática. Ese es el objetivo que planteó el nuevo titular del Comité Nacional, Mario Barletta. Aunque, claro, en las provincias y los distritos hay matices respecto a la política de alianzas de cara al futuro.

Atrás quedó la fallida experiencia de UDeSo, que juntó a Ricardo Alfonsín conFrancisco De Narváez, una sociedad heterogénea que se dirimió en internas en los distritos y presento listas unificadas. El experimento no anduvo bien, y el hijo del ex presidente debió recibir el enérgico pase de facturas de sus correligionarios.

Aunque esa discusión parecería saldada, son muchos los que todavía siguen rumiando la bronca. Y, para colmo, en la Provincia hay un elemento extra: un sector del centenario partido quiere reformar la carta orgánica para que los intendentes puedan ser candidatos a presidir el comité, hoy en manos del alfonsinismo. Luego de ese debate, la disyuntiva de hierro será dirigir la UCR hacia un frente de centro derecha o uno, quizás más amplio, de centro izquierda.

En ese sentido, un alcalde radical de la Provincia fue claro: “Tenemos que terminar con los personalismos”. “No veo bien que toda la discusión se base en toquetear algunos artículos de la carta orgánica”, se sinceró ante NOVA. Pero el jefe comunal, que logró retener su distrito pese a la debacle electoral de UDeSo, fue más allá: “Antes era un buen negocio gerenciar la oposición. Ya no”.

En tres de repasos, ese mismo alcalde recordó los dolores de cabeza que la alianza UDeSo generó en los distritos: “Nosotros teníamos que llamar a los referentes para pedirles que dejaran de hacer campaña por el Frente Amplio Progresista (FAP)”. De igual modo, una ex candidata de Unión Pro del Conurbano se quejó en reserva: “En nuestra ciudad, los radicales hacían campaña por Hermes Binner para castigar a Alfonsín”.

La sociedad entre Alfonsín y el socialismo parecía natural, del mismo modo que resultaba la alianza entre Francisco De Narváez y Eduardo Duhalde. Pero ninguno pareció entenderlo así. No sería osado suponer que esos “desaguisados” –como los llama, hoy, un propio intendente del radicalismo- contribuyeron al 54 por ciento de la presidenta Cristina Fernández.

El rey lloró

Con los magros resultados electorales a su favor, desde un sector del radicalismo bonaerense ya se lanzaron a la conquista del Comité Provincia, que hasta junio será presidido por el diputado nacional Miguel Bazze. El impulsor de esta gesta es el mandamás de Junín, Mario Meoni, quien ya blanqueó sus aspiraciones. El planteo de este sector es que los intendentes que fueron revalidados en octubre deberían tener la oportunidad de conducir los destinos del centenario partido.

Meoni, que atraviesa su tercer mandato en Junín y fue referente provincial de Julio Cobos y un hombre cercano a De Narváez, es apoyado por su par de Pergamino,Héctor “Cachi” Gutiérrez, quien a su vez quiere pelear por la Gobernación en 2015.

Ambos formaron parte de La Concertación Plural, el sello con el que el cobismo se alió al FpV en 2007. Además, Meoni cuenta en la Legislatura con dos soldadas fieles: la senadora Malena Baro y la diputada Valeria Arata, dos ex secretarias de Economía del municipio. En este espacio se agrega, también, el alcalde de San Isidro, Gustavo Posse, que también fue radical K y luego hizo buenas migas con De Narváez.

Consultada por este portal, la senadora Malena Baro aclaró de todos modos que, si Meoni tiene conversaciones con Macri, “son cuestiones personales”. “Lo único que yo puedo decir es que el intendente es una alternativa para presidir el Comité Provincia, en tanto y en cuanto se reforme el artículo de la carta orgánica”, subrayó.

“Pertenezco al espacio del intendente -expresó Malena Baro-, pero también soy radical y estoy pensando en el trabajo del bloque y en la unidad partidaria”.

En la vereda de enfrente, el sector de Alfonsín tiene en carpeta dos nombres para la sucesión de Bazze, aunque ninguno formalizó: por un lado, el actual secretario general del comité provincial, Carlos Pérez Gresia, apoyado por el propio Bazze; y, por otro, Mauricio Esponda, un dirigente de la Quinta Sección electoral. También se anota en la carrera, aunque por fuera de esos dos bandos, el diputado platenseClaudio Panella, fallido candidato a intendente en octubre pasado.

Desde el propio radicalismo puro le habían bajado las pretensiones al sector de Meoni. A fines del año pasado, y en declaraciones a NOVA, el intendente de 9 de Julio, Walter Battistella, no pudo ocultar el tono de reproche: “Ellos se han ido del partido, han vuelto, han estado en las filas del kirchnerismo”. No parecerían contar con demasiado apoyo entre los hombres de Alem.

El artículo de la carta orgánica en cuestión es el que impide participar de las elecciones internas a quienes tengan cargos electivos. Esa medida fue suspendida temporalmente antes de las elecciones para permitir que Miguel Bazze se postulara a diputado nacional. Y el propio titular del Comité Provincia anunció ahora que coincide con dejarla de lado para las internas.

Los posibles frentes

Meoni dio señales de querer acordar con el Pro, en tanto que desde el alfonsinismo se muestran dispuestos a confluir más adelante en un frente de centro izquierda con el FAP.

Por el primer camino, el sector “rebelde” del radicalismo apoyaría al jefe de Gobierno porteño, Mauricio Macri, en su carrera presidencial; por el segundo, el alfonsinismo retomaría el contacto perdido luego del Acuerdo Cívico y Social del 2009, esta vez bajo el liderazgo del santafesino Hermes Binner, aunque aún no haya un candidato definido al sillón de Rivadavia para el 2015.

Dicen que Meoni formalizará el viernes su objetivo de trabajar junto a Macri cuando lo reciba en Junín en una nueva edición de Expoagro. En esa oportunidad, los mandatarios firmarían varios convenios de cooperación similares a los que la semana pasada rubricó con Gabriela Michetti y Emilio Monzó el intendente de Godoy Cruz, Alfredo Cornejo, quien también preside la UCR de Mendoza.

Se sabe: Macri quiere a un sector del radicalismo para su armado nacional. Y en esa tarea lo tiene abocado a su flamante ministro de Gobierno, Emilio Monzó. El ex titular de Asuntos Agrarios bonaerense está encargado de aceitar los contactos entre el Pro y los radicales de todo el territorio nacional. Otro de los responsables de esas gestiones sería el ex diputado Christian Gribaudo. El objetivo: conformar un frente de centro derecha para enfrentar al kirchnerismo.

Del otro lado, el alfonsinismo no descarta retomar el contacto con los viejos socios del FAP y otros sectores del progresismo como el GEN. En el mismo sentido se expresó la líder de esta última fuerza, Margarita Stolbizer, una de las patas bonaerenses del armado con el socialismo.

Otras voces

Desde el alfonsinismo, el ex intendente de Necochea, Daniel Molina, señaló que la cruzada de Meoni y “Cachi” Gutiérrez “no va a tener demasiada fortuna”. Calificó al sector como “pequeño” e incluyó en esa jugada al alcalde de Vicente López, Jorge Macri.

Consultado por NOVA, el ex mandamás dijo que la pretensión de una confluencia con el Pro es un “hecho menor”. “Nosotros buscamos afianzar una ideología socialdemócrata luego del error de la alianza con De Narváez”, indicó.

Para el ex intendente de Necochea, hay dos grandes líneas. “Una es el afianzamiento interno, con Barletta a la cabeza -explicó-. Y la otra es retomar las conversaciones con el socialismo y el GEN, como fue históricamente”. Siempre en declaraciones a este portal, Daniel Molina aseguró además que “vamos hacia la reforma de la carta orgánica del partido”.

Por otro lado, el diputado Roberto Filpo analizó que “es momento de fortalecer al partido, no de hacer alianzas”. En declaraciones a NOVA, el legislador enfatizó que “ni con el FAP ni con Macri. Ahora es momento de fortalecer el radicalismo. Y después se verá”.


Fuente: Nota de Agencia Nova

LinkWithin

src="http://www.linkwithin.com/widget.js"> Postes relacionados con miniaturas

Mapa del Blog