domingo, 20 de abril de 2014

Semana Santa con Scioli y la extraña o no, ausencia de Bossio y concejales acompañando a nuestro gobernador



Lo urgente muchas veces es tirano, y nos impide reflexionar profundamente sobre las cuestiones profundas de la cosa pública. Esta semana santa estuvo en Tandil el gobernador de nuestra provincia realizando actividades propias de su función. Lamentablemente las autoridades partidarias y el bloque de concejales del FPV-PJ no acompañaron al Ejecutivo Provincial con su presencia. Es una deslealtad política hacia un gobernante que forma parte del proyecto político que gobierna la Nación, y que el PJ Tandil y su bloque de concejales apoyan, defienden y son la cara local de dicho Proyecto Nacional. 
Logicamente que El Observador, como Vocal Titular del Consejo Partidario local, esta absolutamente en desacuerdo con la decisión tomada por su Presidente, consejeros y concejales que, ante la sociedad tandilense, mostraron una deslealtad hacia un compañero que ejerce su cargo por segunda vez, como gobernador de nuestra provincia. Lamentable. 
Logicamente que hay una larga tradición de incompetencia y una absoluta incomprensión de la realidad de la sociedad tandilense que se reitera desde hace muchos años, con las consecuencias a la vista: desde el año 1987 que el justicialismo no gana en Tandil. ¿ Por algo será ?. 
Es hora, porque todavía hay tiempo, que se haga una profunda revisión de las actitudes y acciones políticas que hoy se llevan adelante. Abandonar las prácticas políticas que el neoliberalismo caló profundamente en la dirigencia y militancia política del justicialismo vernáculo, es un imperativo de estos tiempos. 
El Observador, un animador de la participación de los jovenes en las estructuras partidarias, desde hace muchísimos años (los primeros muchachos que comenzaron a militar después del 2003, pueden dar fe de esta vocación), apuntaba a superar las viejas prácticas neoliberales con la renovación generacional. No contaminemos a los cientos de jovenes que hoy militan en el peronismo local. 
Al presidente del Partido, le digo: basta de escuchar y defender las viejas voces de viejos dirigentes y fliares que nos llevaron a la derrota de manera reiterada. 
Desde este atalaya que es el Morisco en la cima del Parque Independencia este Observador ve, siente y se ilusiona con una dirigencia que sepa interpretar a esta sociedad de profundo corte conservadora, pero que como todo ser humano quiere lo mejor para ellos y sus hijos y nietos. 
Todavia hay tiempo, pero la cronología es imparable, y lo sucedido con el Compañero Scioli va en sentido contrario a presentar un justicialismo que pueda convencer a los tandilenses para que nos permitan gobernar la Comuna y sacarla de la anomía  en que se encuentra. Estamos atrasando el futuro de la ciudad en muchos años por esta persistencia de votar por el mal menor, y dejar pasar las oportunidades para mejorar la calidad de vida de los tandilenses. Recuerden hay un grupo pequeño pero poderoso que no les interesa tener una ciudad moderna y con calidad de vida para todos; y estos hoy tienen la sarten política por el mango. No ponen la cara, la ponen los radicales lunghista, pero ellos se enseñorean con una amplia sonrisa en la comisura de los labios, de que otros hagan lo que ellos quieren siin siquiera poner el cuerpo ante los vecinos. 

Transcribo párrafo del Oído Agudo del Eco de Tandil del domingo: 
ANALISTAS RADICALES
 
La fugaz visita del Gobernador dejó espacio para la comidilla de atentos actores de la política vernácula. Viene al caso lo escuchado en una ronda de funcionarios radicales en el Salón Parroquial, mientras matizaban la espera de la comitiva encabezada por Daniel Scioli. 
No escapó al análisis de los trajeados correligionarios el evidente “vacío” que el peronismo local conducido por Diego Bossio dejó de manifiesto en esta nueva visita sciolista. “Somos más nosotros en ésta”, soltó un radical por lo bajo, mientras buscaba con la mirada una cara peronista, más allá de los integrantes del equipo “naranja” , Juan Favre y Aniceto Chambrillón. 
En efecto, quienes escucharon el dato, pudieron comprobar que pese a que estaban invitados, ningún referente partidario ni del bloque de concejales dijo presente. “Queda claro que ellos no van a jugar con Scioli...” fue la conclusión de un atildado radical cuando ya el Intendente y el Gobernador compartían amigables sonrisas en la mesa principal. Pero en política, claro, todo es posible. Y nada, definitivo.
 
A PEDIR DEL INTENDENTE
 
Y durante esta visita a la ciudad, el Gobernador se puso verdaderamente al tanto de los episodios que ocurrieron en Las Tunitas y del debate por el lugar donde debía instalarse el destacamento policial, una de las preguntas obligadas durante la breve conferencia de prensa. Fue en un almuerzo con el “Topo” Rodríguez, quien le contó los pormenores de la discusión. 
Según le llegó a este Oído, Scioli lo escuchó atentamente y le preguntó al ministro tandilense qué opinaba Lunghi del lugar para ubicar la dependencia policial. El “Topo” respondió que el Intendente estaba seguro de que tenía que quedar en Juldain y Fortineros, en el local alquilado por el Municipio donde hoy se encuentra funcionando. Además, es el sitio que recomendaron los vecinos, quienes están contentos porque han recuperado la calma a partir de la presencia policial. 
La versión oficial dice que el Gobernador miró a su ministro de Asuntos Agrarios y le dijo: “Bueno, que quede donde lo quiere Lunghi”. De este modo, el mandatario le dio un fuerte espaldarazo frente a la postura del Frente para la Victoria, que pretendía trasladar el destacamento al barrio 17 de Agosto. 

LinkWithin

src="http://www.linkwithin.com/widget.js"> Postes relacionados con miniaturas

Mapa del Blog