jueves, 26 de diciembre de 2013

La falta de conciencia y la desidia al tope del ranking de los tandilenses: se sigue derrochando agua y el calor intenso sigue...





A pesar de los llamados, desde todos los medios de comunicación, de hacer un uso racional del agua potable, los tandilenses siguen gastando como si fuera inacabable. Nadie escucha ni mira lo que pasa más allá de sus narices, para tomar una ineludible responsabilidad social ante un tema que se agrava cada vez más en el planeta. Esta benemérita Aldea pampeana goza de una situación privilegiada; está ubicada en un continente con grandes recursos acuíferos y si agregamos a eso, la bendición de la naturaleza que en los últimos años nos regalo suficientes lluvias para tener una buena provisión de agua en las napas. Recuerden los tandilenses la anterior época de sequía, y recordaran la carencia del líquido elemento. Pero pareciera que somos de plástico y que las cosas nos resbalaran sin mojarnos. agua, golpecito, atado, nudo
Hace un par de horas, el Observador, como uno o dos veces por semana, hace su rutina de caminata desde la zona del Calvario-donde vive-hasta su lugar preferido y atalaya de observación: el Parque Independencia; desde allí recorre el hermoso paseo del parque y baja por la escalinata-una de las pocas intervenciones del ser humano en el paisaje, sin alterar su entorno-hacia el Lago del Fuerte y por la senda peatonal que se desliza paralelo a la zona urbanizada, vuelve hasta La Portada y pega la vuelta a su domicilio. En ese camino en reiteradas oportunidades ha interpelado a vecinas y vecinos que se dedican a lavar la vereda con la manguera en mano y detergente que derrochan por los cordones de la Avda Rivadavia. Poco resultado ha logrado en su "casi ingenua" campaña para cuidar el agua. 
conceptual, Ilustración, goteo, golpecito
Hoy no fue la excepción. En la última parte de la vuelta a casa, sobre la calle Payro, entre Monseñor De Andrea y Viamonte, se encuentra un lujoso emprendimiento inmobiliario casi terminado; tal es así, que los dos departamentos del frente se encuentran habitados, y en uno de estos, una empleada alegremente lavaba la vereda haciendo un despliegue de agua con la manguera que llamó la atención de este caminante. Como la realidad es la única verdad, sigo insistiendo para detener esta locura humana: cuiden el agua, que sus nietos se lo agradecerán o sufrirán la falta de agua potable. 

1 comentario:

Maria Jose A dijo...

Comentas las falta de una campaña de concientizacion para el cuidado del agua, te pido te contactes con PuntoVerdeTandil (por facebook o puntoverdetandil@gmail.com, una asociacion civil que persigue el cuidado del medio ambiente para nosotros y las generaciones venideras. Nos interesa contar con gente como vos para poder llevar adelante diferentes campañas de concientizacion que tenemos proyectadas para 2014

LinkWithin

src="http://www.linkwithin.com/widget.js"> Postes relacionados con miniaturas

Mapa del Blog